Máximo histórico de las exportaciones en 2016

Las ventas de empresas españolas al extranjero alcanzaron los 188.500 millones entre enero y septiembre, un 1,2% más gracias a los coches, la ropa y los productos cárnicos

 
España sigue aumentando su brecha competitiva en el extranjero. Las exportaciones vuelven a marcar un récord histórico con los 188.485,2 millones de euros que se registraron enero y septiembre de 2016. Esta cifra supone un 1,2% más que en el mismo periodo del año anterior y apuntala el crecimiento de nuestro comercio exterior.
 
Máximo histórico de las exportaciones en 2016

Los sectores que más repuntaron y que contribuyeron a este nuevo hito fueron los bienes de equipo (+2,2%), el automóvil (+8,5%) y la alimentación, bebidas y tabaco (+6,2%). Si desagregamos más los datos y bajamos a los subsectores, vemos nuevamente que las ventas de coches y motos son las que más subieron debido principalmente a las mayores ventas a Alemania, Italia, Bélgica y Reino Unido; le siguieron las de material de transporte por carretera, confección y productos cárnicos (sobre todo a Asia).

Si analizamos las áreas geográficas de destino de nuestras exportaciones, nuevamente apuntalamos nuestra fortaleza en la Unión Europea con un incremento del 3,9% en este periodo entre enero y septiembre, y además fue especialmente más acusado el crecimiento fuera de la zona euro. Por países, los que más contribuyeron positivamente fueron Alemania, Italia, Reino Unido y Bélgica, lo que implica que el Brexit no ha perjudicado, al menos en este primer balance, las relaciones comerciales hispano-británicas. También subieron las operaciones con Asia en general y destacó la buena evolución de las relaciones comerciales con Marruecos (+15%), China (+11,8%), Canadá (+9,1%) y Chile (+3,3%).

Por Comunidades Autónomas, las comunidades que experimentaron una mayor tasa de variación interanual de sus exportaciones en enero-septiembre de 2016 fueron Castilla y León (+11,1%), Castilla-La Mancha (9,3%) y Cantabria (5,2%). En cambio, los mayores descensos se registraron en Canarias (-18,9% interanual), el Principado de Asturias (-12,4%) e Illes Balears(-11,0%).

Si comparamos este buen ritmo con el contexto internacional, el resultado es aún más sobresaliente porque mientras nuestras exportaciones crecen, las del conjunto de la zona euro se estancan y las de la Unión Europea bajan un 0,9%, arrastradas especialmente por Reino Unido (-4,3%) y Francia (-0,1%). Fuera de la UE, también decrecieron las ventas de Estados Unidos (-5,0% interanual), China (-6,8%) y Japón (-9,2%).

Por último, en el otro lado de la balanza, las importaciones descendieron un 1,6%, es decir, vendemos más y compramos menos, lo que nos permite reducir el déficit comercial (la diferencia entre salidas y entradas) hasta los 13.227,1 millones de euros. Este saldo positivo es el mejor desde hace casi veinte años -sólo superado en 2013-, lo mismo que la tasa de cobertura, que se ha situado en el 93,4%.