Cómo poner una pica en Londres

Consejos para pymes que quieran implantarse en La City, un atractivo mercado al que resulta complicado entrar.

Londres: fases de internacionalización.Implantarse en Londres tiene muchas ventajas. Ya contábamos en otros post sobre las jornadas ‘Made in Spain, Making it in Britain’ que el mercado británico es un trampolín hacia Estados Unidos y que, aunque sus consumidores son muy particulares, ofrece grandes oportunidades a las pymes españolas que apuestan por echar raíces allí. La jefa de desarrollo de negocio de London & Partners, María Cort, va más un paso más allá: “Londres lleva siendo número uno en posicionamiento empresarial durante más de veinte años y es así por muchas razones”.  Entre otras, las siguientes:

– Acceso al talento
– Acceso a mercados globales
– Red de transportes muy desarrollada
– Tiempo para montar una empresa: 13 días de media, frente a los 32 de otras capitales europeas
– Incentivos fiscales
– Muy pocas limitaciones: Es muy fácil reclutar y despedir a trabajadores
– Buen horario para establecer relaciones con Norteamérica y Asia

No obstante, antes de disfrutar de todas las ventajas asociadas a la City, hay que instalarse físicamente allí. Y no es tarea fácil. En las jornadas, María Cort señaló algunas fases para la internacionalización de pymes españolas en Londres.

– Business Case: Hay que plantearse seriamente si Londres nos conviene o no. “Este paso es muy importante y todas las empresas deben tomarse el tiempo necesario para decidirlo. Deben hacerlo en su país de origen”.

– Asesoramiento inicial: “También es fundamental encontrar expertos locales que conozcan el mercado y puedan aconsejarnos sobre lo que hay que hacer y cómo hacerlo para triunfar en Londres”.

– Organizar y conocer los temas financieros: Las cuestiones bancarias y financieras en Reino Unido no tienen nada que ver con las españolas. “Se tarda muchísimo en abrir una cuenta bancaria corporativa, unas tres o cuatro semanas de media. Por eso, mi consejo es consultar directamente con asesores fiscales para conocer a fondo la legislación, la tributación…”.

– Búsqueda de oficinas: Este puede ser un proceso corto o largo, en función de las necesidades y las peculiaridades de la actividad a la que se dedique nuestra empresa. Los tiempos son distintos y, por eso, Cort aconseja plantear “una estrategia realista” con la presencia de un abogado que conozca bien los precios del mercado, los tipos de contrato más convenientes…

– Selección de personal: Para atraer talento en la City hay que trabajar “muy duro”. Lo más recomendable, según London & Partners, es utilizar empresas de recruitment y difundir las ofertas de empleo por distintos canales, entre ellos la propia web corporativa. En las primeras fases de implantación, no obstante, no conviene delegar en personal externo: “Hay que enviar a alguien para que gestione todo el proceso desde allí y, después, cuando todo esté bajo control, buscar gente”.

– Replanteamiento de las estrategias: La empresa tiene que olvidarse de cómo hace las cosas en España y hacer networking siempre que pueda, ya que en ese tipo de eventos es donde realmente se hacen los contactos en Londres. También hay que potenciar al máximo el uso de las redes sociales y contratar a una agencia de comunicación: “En España se desestima el poder del marketing, pero en UK la imagen es algo fundamental”.