Trabajar en Alemania: empleos y nivel de idioma

La experiencia y la formación son importantes, pero un nivel medio de alemán es imprescindible

Alemania se presenta como un posible futuro en la vida de muchos españoles que buscan trabajo y nuevos horizontes. El país germano cuenta con uno de los índices más bajos de paro (6,8% en mayo de 2013) y muchas de las vacantes de empleo que ahora ofrece están destinadas a ciudadanos extranjeros.

“En Alemania falta gente para tantos puestos de trabajo”. Así de tajante se muestra Marianne Bolz, directora de ‘Shoots Selección Alemania’ y participante de las jornadas ‘Prepárate’ celebradas en Madrid en 2013. Alemania, Austria y Suiza forman la zona germanoparlante, un territorio en el que hay un millón de puestos cualificados que aún no han sido ocupados. Un territorio que genera empleo muy rápidamente y que necesita profesionales cualificados para cubrir puestos. Por ello, el acuerdo Zentrale Auslands- und Fachvermittlung firmado a principios de este año entre Alemania y España intenta llevar a cabo una sinergia por la cual trabajadores españoles puedan trabajar en Alemania. Una iniciativa para la intermediación laboral de personal tanto cualificado como no cualificado.

El requisito básico para empezar una nueva vida en Alemania, Suiza o Austria es, como siempre, el idioma. Si tu objetivo es comenzar el largo camino de la expatriación hacia Alemania, un nivel B1/B2 de alemán será el mínimo exigido para comenzar a trabajar. Los títulos académicos siempre han de estar homologados y en cuanto a la experiencia o la edad, “allí lo importante es saber alemán, la experiencia y la edad son necesarias, pero no tanto”, reafirma Bolz.

Suiza y Austria también forman parte del área germano hablante. La inclusión en el mercado trabajo de países como Suiza y Austria es más difícil para cualquier trabajador extranjero pero es posible. Además, el alemán de estas zonas suele ser distinto y con términos y palabras diferentes al que se habla en Alemania.

Los puestos más demandados en Alemania son aquellos relacionados con los sectores de la ingeniería y la medicina. Las vacantes en hostelería y restauración están más demandadas en regiones del sur, con grandes oportunidades de empleo emergentes en territorios que son muy atractivos turísticamente por deportes como el esquí.

Sin embargo, debido al costoso aprendizaje del idioma y a la especialización en vocabulario técnico, profesiones como la abogacía, las finanzas o el periodismo son sectores en los que los trabajadores extranjeros no tienen apenas cabida.