PIEX: los inmigrantes abren el camino a la exportación española

La Asociación Española de Consultores de Comercio Exterior sigue apostando por la consolidación y el crecimiento de un proyecto que pusieron en marcha hace ya seis años: el Plan Integral de Exportaciones (PIEX). El objetivo de este programa es que las pymes nacionales puedan desarrollar sus acciones de comercio exterior...

La Asociación Española de Consultores de Comercio Exterior sigue apostando por la consolidación y el crecimiento de un proyecto que pusieron en marcha hace ya seis años: el Plan Integral de Exportaciones (PIEX). El objetivo de este programa es que las pymes nacionales puedan desarrollar sus acciones de comercio exterior a través de los inmigrantes residentes en España con perfil emprendedor, partiendo de que son ellos quienes tienen los mejores conocimientos y redes de contactos para introducir a estas empresas y sus productos en sus países de origen, y viceversa, de un modo más fácil, directo y, sobre todo, económico. «Su riqueza principal es que tienen las dos mentalidades y saben jugar con ellas. Saben lo que se piensa aquí y lo que se piensa en su país de origen y por eso ellos tienen la llave, porque saben cómo vender y cómo tienen que comportarse», aseguró a Mundo Spanish Miguel Ángel Martín, presidente de ACOCEX.

Presentación PIEX

El PIEX parte de una idea clara: un viaje de prospección de mercado a un país de interés para una empresa española siempre va a ser más dilatado en tiempo y coste que hablar y dejarse asesorar por un inmigrante originario de ese país, residente en España y conocedor de ambos mercados. Ahí es donde entran en juego las asociaciones y ONGs colaboradoras en el proyecto, ya que los empresarios en raras ocasiones cuentan entre sus contactos con inmigrantes del país de destino deseado que, además, tengan un perfil comercial y emprendedor. Estas organizaciones ponen en contacto, sobre todo, a las pymes con aquellos inmigrantes en régimen de retorno voluntario que tienen previsto regresar a sus países con la capitalización de su seguro de desempleo, con el objetivo de poner en marcha un negocio de comercialización de productos españoles.

El papel de ACOCEX en este punto es servir de engranaje para que esta relación comercial satisfaga los objetivos de todas las partes implicadas. Se les aporta la formación técnica y la metodología a seguir, así como las normas que deberán cumplir. De esta forma, el PIEX consigue que el emprendedor se sienta seguro y reduzca los riesgos de iniciación de su negocio, y que las empresas conozcan otras vías más efectivas y consigan vender más fácilmente sus productos en el exterior.

El PIEX es, principalmente, «un plan que funciona a través de sinergias», ya que, además, a través del programa paralelo POVI, se facilita que diferentes empresas con productos complementarios se puedan sumar para exportar de forma conjunta a un mismo emprendedor, creando de esta forma una cartera de productos más atractiva y abaratando costes.

De momento el plan está trabajando, como primer paso, con Latinoamérica, donde hay «un perfil emprendedor enorme». Pero ACOCEX prevé empezar a trabajar próximamente también con otros destinos, como Marruecos o Rumanía y, a medio-largo plazo, hacerse extensible a todo el mundo mediante las distintas nacionalidades que confluyen en la inmigración residente en España.