Perú (V): ¿Cómo y por qué emprender en el país andino?

El marco económico, fiscal y político de Perú marca la diferencia y favorece la creación de nuevas empresas y el emprendimiento en el país latinoamericano.

Perú se sitúa como uno de los mejores marcos para emprender y es que actualmente, uno de cada cinco peruanos son emprendedores en edad temprana. El marco fiscal y legal que posee marca la diferencia y añade valor a una sociedad que crece de manera exponencial cada año. Dentro de la población emprendedora, se distinguen dos categorías; por oportunidad (52%), motivados por el reconocimiento y la independencia económica, y por necesidad (22,4%).

Sin embargo, la falta de visión expansiva y la tendencia simple a la cobertura del mercado nacional suponen una de las grandes debilidades dentro de la población emprendedora peruana. Esto significa a su vez un desafío y una oportunidad para iniciativas emprendedoras extranjeras con visión internacional. Además, una de las grandes fortalezas del mercado peruano son los bajos costes laborales, lo que favorece la instalación de negocios que dan servicio a diferentes países.

Además, el Estado peruano ofrece un sinfín de ayudas y programas destinados al emprendimiento. FINCYT, FIDECOM y VAMOS PERÚ son algunos de ellos. El Ministerio de Producción ofrece CRECEMYPE, otro de los programas destinados a los nuevos negocios, un proyecto parecido a Madrid Emprende que conocemos en España. Por otro lado, el Ministerio de economía y finanzas ofrece el programa COFIDE y como soportes universitarios destinados al crecimiento de los negocios, destacan CIDE, de Emprende UP, que promueve el paso entre emprendedor y empresario y Emprende UP. El centro de emprendimiento USIL, la Unidad de Iniciativa Empresarial UPC y la Oficina de Emprendedores de la Universidad de Lima también aparecen como grandes ayudas a la creación de negocios.

Dentro del marco emprendedor y de inversión, España aparece como el primer inversor en negocios de Perú en algunos sectores como las telecomunicaciones, la energía, el transporte aéreo o finanzas. Estos grandes ámbitos están liderados por multinacionales españoles pero también hay otros en los que pequeñas y medianas empresas han desembarcado en los últimos años y están beneficiándose del crecimiento y las facilidades de negocio en Perú.

Un ejemplo es el de José Antonio García Aguirre, director ejecutivo de WE&CO, una empresa de construcción que comenzó su camino hace unos diez años en Perú. José Antonio sabe que emprender no es fácil y reconoce que «Perú ofrece muchas oportunidades de negocio a un español, pero hay que saber cómo hacerlo».

Puedes ver el informe completo de Max Néstor Carrasco, Director de Servicios Corporativos de la Cámara de Comercio de Perú en España, aquí: