Novedades sobre el Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE (IV)

Las últimas negociaciones estuvieron centradas en los posibles beneficios que los emprendedores y las PYMEs europeas y estadounidenses podrán obtener de este TTIP

Por Victoria Valbuena, autor de Mirando al Mundo y colaborador de nuestro panel de expertos

El pasado 10 de marzo se retomaron nuevamente las negociaciones sobre el TTIP entre EE.UU. y la UE, en esta ocasión en Bruselas. Durante una semana, expertos de ambos lados del Atlántico siguieron avanzando en las negociaciones que llevarán en un futuro a la firma del mayor tratado de libre comercio de la historia, que previsiblemente tendrá repercusiones muy positivas para las naciones implicadas, así como a nivel mundial.

tratado UE eeuuEn esta ocasión, las negociaciones estuvieron centradas en los posibles beneficios que las PYMEs europeas y estadounidenses podrán obtener de este TTIP. En ambas regiones, las PYMEs suponen la mayoría del tejido empresarial, con una importancia para las economías europea y americana innegable, y creadoras de la mayor parte de los puestos de trabajo en los países en los que están presentes. Para informar a estas empresas, se ha publicado un documento en el que se recogen las principales ventajas que aportará este tratado bilateral. Podéis consultar el documento completo aquí.

Además, las negociaciones continuaron progresando en las tres principales áreas marcadas desde el inicio de las conversaciones:

 Acceso al mercado. Se avanzó en materia arancelaria, de intercambio de servicios y contratación pública. En cuanto a los aranceles, ya ha sido intercambiadas propuestas entre ambas partes. En los otros casos, se ha avanzado para poder intercambiar estas propuestas en próximas rondas de negociación.

 Regulación. A los negociadores se unió un amplio panel de expertos en diversos sectores y reguladores para discutir sobre:

– Coherencia regulatoria e incremento de la compatibilidad de regulaciones.

– Barreras técnicas al comercio. Ambas partes presentaron propuestas escritas sobre el asunto.

– Medidas sanitarias y fitosanitarias. Se han sentado las bases para poder presentar propuestas escritas en próximas rondas.

 Marco normativo. Las discusiones incluyeron las tres áreas en las que los negociadores están desarrollando enfoques innovadores:

– Desarrollo sostenible, trabajo y medioambiente.

– Intercambio de energía y materias primas.

– Simplificación aduanera y  comercial.

Además, y en el marco de esta cuarta ronda, el 12 de marzo los negociadores por parte de la UE se reunieron con un amplio abanico de representantes de empresas, de consumidores, de trabajadores y grupos ecologistas, mostrando así el interés que tienen los representantes de la UE de escuchar y obtener feedback de cualquier persona con intereses que pueda verse afectada por el resultado final de las negociaciones.

Los máximos representantes de las partes implicadas en la negociación reafirmaron nuevamente su compromiso de seguir avanzando en todas las áreas del tratado a lo largo de 2014. También mostraron su acuerdo en mantener una quinta ronda de negociaciones antes del verano en Washington.

Parece que las cosas marchan bastante bien en cuanto a las negociaciones pero, a pesar de que los avances son constantes, éstos se producen de forma lenta. Por el momento no hay conclusiones ni acuerdos cerrados en ninguna de las áreas propuestas como claves, seguimos sólo con declaración de intenciones por las partes implicadas en este tratado. Esperemos que a lo largo de este 2014 los avances sean más significativos y podamos ver realmente un esbozo de acuerdo antes de las elecciones presidenciales en EE.UU. en 2016.

Para una información más completa, podéis consultar el texto íntegro de la nota de prensa emitida por la UE el 14 de marzo sobre estas negociaciones.

Puedes seguir a Victoria Valbuena en su blog y en Twitter.