Más del 60% de las empresas de animación exportan sus contenidos

España es ya el tercer país europeo que más contenidos de animación comercializa fuera de sus fronteras, por detrás de Reino Unido y Francia, y ocupa el séptimo lugar en el mundo.

El sector de la animación española cuenta con una altísima capacidad de internacionalización. Ejemplo de ello son películas como «Tadeo Jones», que ya se ha vendido a 35 países, o series como «Pocoyó» y «Jelly Jamm», que tienen presencia en más de 150 países.

Más del 60% de las empresas de animación exporta sus contenidos.El excelente momento que vive el sector se ha recogido en el Libro Blanco de la Animación 2012 que acaba de presentar la Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación (DIBOOS). El estudio, realizado por la consultora Rooter, cuenta con el apoyo de FAPAE y la colaboración de ICEX España Exportación e Inversiones, del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y del Ministerio de Cultura y Deporte.

En el Libro Blanco se pone en valor la capacidad de internacionalización de la animación española, ya que el 62% de las empresas españolas exportan contenidos generando entre el 38% y el 70% de sus ingresos gracias a las ventas en el exterior.

Otra característica de la internacionalización del sector es el gran número de coproducciones que se realizan, que asciende al 70% siendo la Unión Europea el principal coproductor con España. En el ámbito de las coproducciones televisivas, TVE y Televisió de Catalunya son las principales cadenas coproductoras de animación.

En el acto de presentación del Libro Blanco, que tuvo lugar en la Cineteca del Matadero de Madrid, el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo, señaló que “España es ya el tercer país europeo más exportador, por detrás de Reino Unido y Francia y el séptimo del mundo”.

Según revela el estudio, el sector de la animación está considerablemente volcado en el desarrollo de I+D, siendo un 67% de empresas las que realizan este tipo de actividades innovadoras para mejorar la producción de sus contenidos. Dichas empresas destinan entre el 12% y el 30% de su plantilla a éstos efectos, frente a la media de las empresas españolas que únicamente destina el 2%.

En relación con la producción cinematográfica de animación, el presidente de FAPAE, Pedro Pérez subrayó que “este año, el cine español ha batido la mejor cuota de pantalla de los últimos 27 años, en parte gracias a Tadeo Jones”.

Un sector generador de empleo

En la actualidad, el número de empresas que producen y distribuyen animación en España son más de 200 y generan más de 5.000 puestos de trabajo. En 2011 se registró una facturación de 306 millones de euros que suponen un efecto de 729 millones de euros en la economía española y 8.599 trabajadores directos e indirectos.

Esta facturación ha supuesto un impacto en el PIB del 0,04% y un impacto fiscal del 0,042% sobre la recaudación tributaria del Estado español. En relación a estos datos se espera para el 2017 que la animación española genere un impacto de 1.581 millones de euros generando más de 21.000 puestos de trabajo directa e indirectamente.

El informe también expone las sombras que sobrevuelan a la animación española como son las necesidades formativas del sector,  la falta de formación pública reglada y la considerable fuga de talento que se está produciendo a otros países.

Leer más noticias de Comercio Exterior