Riesgos de la internacionalización y tipos de seguros para el exterior

Las empresas aseguradoras se convierten en un aliado fundamental a la hora de dar el salto internacional en operaciones con riesgos comerciales o financieros

Todos los problemas que vimos en la primera parte de esta serie de artículos se podrían atajar o resolver con la mediación de una buena compañía aseguradora. Gracias a su experiencia, estas empresas se convierten en un socio indispensable para aquellos negocios que están planteándose el salto internacional en operaciones con riesgos comerciales, financieros, aduaneros…

Según el estudio “La internacionalización de la empresa. Oportunidades y riesgos”, elaborado por la Fundación Mapfre, las aseguradoras resuelven el 87,8% de los casos con satisfacción. Sin embargo, el 39,6% de los empresarios encuestados con negocio en el exterior, es decir, menos de la mitad, manifiesta no haber contratado ninguna cobertura para hacer frente a los riesgos de la internacionalización, según recoge el informe.

Entre las pólizas más demandadas destacan aquellas que se centran en los futuros y opciones de venta (para garantizar el precio negociado) y los swaps de monedas (que permiten evitar variaciones cambiarias).

Conviene conocer los diferentes tipos de seguros que podemos contratar a la hora de internacionalizar nuestra empresa:

Seguro de transporte

Destacan las cláusulas “incoterms” que determinan las obligaciones de las partes respecto a la transmisión de los riesgos en lugar y momento.

Seguro de crédito a la exportación

Concebido para reducir las pérdidas derivadas del incumplimiento de pago por parte de los clientes.

Seguro de caución

Fianzas aduaneras que garantizan el buen cumplimiento de los contratos.

Seguro de cambio

Conveniente ante posibles variaciones del tipo de cambio de la divisa en la que se realiza la transacción.

Seguros para cubrir riesgos con personas

Centrados en los expatriados, los principales son la asistencia sanitaria y la expatriación.

Seguro de responsabilidad civil

Dirigidos a cubrir daños patrimoniales y personales asociados a las transacciones.

Seguro de riesgo-país

Permite atenuar el efecto negativo de la situación política, legal o social del país de destino de las operaciones comerciales.

(VER ARTÍCULO ANTERIOR SOBRE LOS RIESGOS DE LA INTERNACIONALIZACIÓN)