La emigración bate récords con 99.000 nuevos expatriados

Este balance supone un nuevo incremento del 23% y más de 64.000 eran nacidos en nuestro país; la mayoría son hombres y la franja de edad más abundante es de 30 a 34 años.

 
Desde el comienzo de la crisis en 2008, la emigración española ha experimentado un ciclo de crecimiento que, año tras año, ha aumentado hasta alcanzar su máximo el pasado año. En 2015, 98.934 personas abandonaron el país, lo que supone un 23% más si lo comparamos con datos de 2014. Dichas cifras han sido extraídas de la estadística de población elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
 
De los casi 99.000 españoles que emigraron, 64.136 son nacidos en España, mientras que los restantes (34.798) nacieron en el extranjero y, tras adquirir la nacionalidad española, decidieron volver a su país de origen o buscar nuevos destinos. Según el estudio del INE, los principales destinos elegidos por los españoles expatriados fueron Reino Unido (12.263, un 25% más que en 2014), Francia (9.892, + 18,7%), Alemania (9.536, + 21,3%) y Estados Unidos (9.116, un 40,3%, el mayor incremento). Además, destaca Ecuador, en quinta posición, pero la salida hacia este país latinoamericano corresponde, según afirma el Instituto, a una migración de retorno, es decir, ecuatorianos que han adquirido la nacionalidad española y que han tenido hijos en España. En este caso, la familia al completo regresa a su país de origen.
 

La emigración bate récords con 99.000 nuevos expatriados

INE.


Si hablamos por sexos y edad de los emigrantes, nos encontramos con que el 52,1% (51.559) son hombres frente al 47,7% (47.374) que son mujeres. En cuanto a la edad, el grupo que más se traslada al extranjero está entre los 30-34 años, seguido muy de cerca por aquellos que se sitúan entre los 25-29 años, 35-39 y 40-44 años.
 
La emigración bate récords con 99.000 nuevos expatriados

INE.


Pero no todos los datos son desalentadores, también existen algunos datos que se han interpretado de forma positiva. La cifra de los españoles que han regresado ha aumentado. Así, en 2015, volvieron 52.227 españoles, lo que supone un 27,5% más que en 2014, pero aún sigue siendo una cifra muy inferior a las expatriaciones, de ahí que el balance de migraciones sea marcadamente negativo.
 
En definitiva, 2015 cerró con un saldo migratorio negativo de 8.389 migrantes. Mientras que la inmigración aumentó un 12,5% (343.614 personas) durante este año, la emigración descendió un 12,1% respecto al año anterior, siendo 352.003 españoles los que abandonaron su país.
 
La emigración bate récords con 99.000 nuevos expatriados

INE.