La aventura de Malta: inglés, playa y The Parranda

David Redondo y David Aguado empezaron con un blog y ahora tienen una agencia de cursos de inglés que también ayuda a españoles con el alojamiento y búsqueda de trabajo

Hace diez años que Malta entró en la UE y para muchos europeos, y españoles, este pequeño archipiélago en el corazón del Mediterráneo pasó de ser un país indefinido donde se juega al fútbol pero no muy bien a convertirse en un destino atractivo para el turismo, los cursos de inglés y la fiesta. Fue en este despertar internacional cuando los españoles David Redondo y David Aguado recalaron por primera vez en Malta. Era 2006 y coincidieron en un curso de tres semanas becado por el Ministerio de Educación. Hoy, ocho años después son los fundadores de La Aventura de Malta, una agencia especializada en la comercialización de paquetes de aprendizaje de inglés en la isla.

La empresa nació de manera “natural y espontánea” a raíz del blog homónimo que David Aguado empezó a escribir a su llegada en octubre de 2012. La bitácora era un diario de viaje, “un día a día sin ninguna pretensión”, pero empezó a crecer, a tener un estilo propio y una comunidad de seguidores. “Enseguida la gente empezó a visitar el blog y decidimos escribirlo entre los dos y darle un poco de promoción porque pensamos que podría aportarnos cosas buenas”.

Y esa “cosa buena” que les generó fue el interés que despertó entre escuelas de inglés de Malta, que contactaron con estos emprendedores para ofrecerles la comercialización de su oferta de idiomas. Así fue como afición se convirtió en un negocio que genera ingresos y tiene entidad propia. “Nos pareció una buena idea eso de poder trabajar con nuestra propia empresa y decidimos ir adelante, así que también empezamos a escribir a otras escuelas para ofrecer un gran abanico de posibilidades a la gente que viene a estudiar aquí”.

Esta amplia oferta es uno de los valores diferenciales que ofrece La Aventura de Malta, pero los principales son un mejor precio en los cursos y, por supuesto, el asesoramiento y la asistencia en español para el viajero o el estudiante.  “Ofrecemos descuentos que sacamos de nuestra propia comisión de agentes, de modo que, al final, al alumno le sale más barato contratar el curso con nosotros que directamente en las escuelas; además, ofrecemos todo tipo de ayuda y consejos de manera gratuita a todo el que decide venir a Malta a empezar una nueva vida o, simplemente, a pasar unos días o a hacer un curso de inglés”, según describen estos emprendedores.

Esta segunda actividad también forma parte de su filosofía original y filantrópica, primero a través del blog y ahora como parte de su negocio. “Aportamos nuestra experiencia narrada día a día, desde el día 1 que llegamos a la isla hasta el día que cumplimos un año. De esa forma, la gente puede hacerse una idea muy aproximada de cómo es la vida en Malta”. En pocas palabras, “es como vivir en un pueblo grande con un buen clima y donde puedes llegar a sentirte alguien especial y valorado en lo que haces”. Algo que, sin duda, tiene una enorme importancia en la actualidad debido a que la crisis ha provocado la frustración y hasta depresión de muchos trabajadores. Por eso, una parte de los clientes que reciben llegan al archipiélago maltés con el objetivo de “ganarse el pan”, por lo que su papel se centra en ayudarles a “buscar casa, un curso de inglés que se adapte a su presupuesto y les damos consejos para ayudarles a encontrar trabajo”.

Además, por si fuera poco, tampoco hay lugar para la tristeza ni morriña de España porque ambos jóvenes son los fundadores de ‘The Parranda’. Esta fiesta española, promocionada actualmente por Aguado, y sus compañeras Cristina Collado y Miriam Plaza, se celebra todas las semanas y “rompe y, a la vez, juega un poco con los tópicos de los españoles”.