India, un mercado con muchas posibilidades

Nuestro experto Gerardo Morante destaca las oportunidades en construcción y automoción.

Por Gerardo Morante, socio de Zapakondi y colaborador de nuestro panel de expertos

En los últimos años, India ha pasado de ser un país emergente a una gran potencia económica mundial. El gobierno ha facilitado las inversiones extranjeras (FDI), por lo que ya hay gigantes como Walmart que están ultimando los temas burocráticos para instalarse definitivamente en el país, que ofrece un mercado amplísimo y con infinitas posibilidades.

India, atractivo y lleno de posibilidades.Además, hay que tener en cuenta que, desde hace cinco años, India ha experimentado también una modernización en la sociedad, muy al estilo europeo o estadounidense. En general, en India quieren imitar estos modelos en todos los ámbitos de su vida, por lo que son muchos los que presumen de importar productos procedentes de Occidente, lo que supone una gran oportunidad para las empresas extranjeras que quieran vender en el país asiático.  Eso sí, no es tan fácil como parece.

Se necesita, entre otras cosas, una pequeña inversión en concepto de eventos promocionales, marketing agresivo, viajes por todo el país para reunirse con todo tipo de grandes distribuidores, participación en ferias de muestras…. Y lo más importante: los empresarios españoles deben saber que las negociaciones con empresarios indios son muy duras. Y que los tiempos son muy distintos. Hay que cargarse de una gran paciencia y perseverancia, y no desistir nunca. Si hay algo que he aprendido en mi larga estancia en India es que todo llega, con mucha voluntad, aunque te puedes llegar a desesperar a veces.

Entre las oportunidades más interesantes para las pymes españolas, me gustaría destacar las que se relacionan con el sector inmobiliario. Antes se llevaban las casas personales, tipo el dúplex que conocemos (salvando las distancias), pero ahora se opta más por las grandes urbanizaciones de condominios, con todas las amenidades: piscinas, gimnasio, mercadillo interno, parque y columpios para los niños…. Y también con buenas medidas de seguridad, que incluyen guardas las 24 horas y un estricto control escrito de la gente que entra y sale. Además, lo más importante es que tienen electricidad a todas horas gracias a un sistema de generador para toda la urbanización.

El crecimiento económico del país y los cambios mencionados con anterioridad benefician enormemente a los españoles que buscan oportunidades fuera. Concretamente, en India están entrando muchas empresas de ingeniería para ayudar en el desarrollo del país construyendo carreteras, tendidos eléctricos, líneas de ferrocarriles… Pero no es el único sector en alza: la automoción también esconde grandes oportunidades. Es cierto que aquí están Tata Motors, Mahindra, Maruti… pero los datos no mienten. En el ejercicio 2011-2012, India importó componentes para automóviles por valor de 10,6 billones de dólares; y se espera que para 2016 las cifras se eleven hasta los 17,5 billones.

Por eso desde aquí animo a todas las empresas españolas del sector de la automoción a que estudien la posibilidad de abrir una pequeña sucursal en India. Entre otras cosas porque, además de las estimaciones, en Nueva Delhi salen a la calle del orden de mil coches nuevos cada día.

Otras ventajas a la hora de invertir en India

–          El nivel adquisitivo de los ciudadanos está creciendo.
–          Los jóvenes salen muy preparados de colegios y universidades.
–          Sus valores dan mucha importancia al esfuerzo y el sacrificio.

Puedes seguir a Gerardo Morante en su web, en Facebook y en Linkedin.