Hispasat muestra el camino del éxito en Brasil

El grupo español tiene ya más ingresos del mercado latinoamericano que del europeo.

Tras celebrar el vigésimo cumpleaños del primer satélite 100% español en órbita y anunciar el lanzamiento de dos nuevos en territorio latinoamericano, la compañía madrileña Hispasat, uno de los modelos de inversión exitosa en Brasil, fue objeto de análisis en el seminario “Río de Janeiro: puerta de entrada al mercado brasileño”, organizado por PromoMadrid.

Imagen de uno de los satélites Amazonas lanzados por Hispasat.El director de negocios de Hispasat, Rafael Molina, recuerda que la empresa fue constituida en Madrid, en 1989, y que su desembarco en Brasil se produjo doce años después, en 2001, bajo la denominación Hispamar y a través de la alianza con un socio local. Así emprendieron una nueva aventura que hoy en día se traduce en grandes beneficios, 50 trabajadores, un centro de control en la Playa de Flamingo y un telepuerto en Guaratiba.
La administración brasileña lanzó un concurso para operar y explotar comercialmente un satélite en el área del Amazonas y la compañía española decidió dar el salto al otro lado del Atlántico. “Sentimos la necesidad de invertir en Latinoamérica”, rememora Molina. La empresa optó a la licitación y el resultado fue el inicio de un proceso de expansión internacional. “Lo ganamos y, como en esa misma posición había otros con derechos, se llegó a un acuerdo con el grupo de telecomunicaciones brasileño Oi para crear Hispamar Satélites”, explica Molina, que reconoce que el éxito se debió a una combinación de esfuerzo y suerte.

A raíz de ese acuerdo, en 2004 se lanzó el primer satélite, Amazonas, sobre el que pesaban algunas dudas. En un principio, las estimaciones aseguraban que tardarían en llenarlo, al menos, quince años. Sin embargo, el “boom llegó y se llenó en solo dos”.
Por eso, en 2006 se decidió construir un satélite nuevo que comenzó a operar en 2010, el Amazonas 2, que también se ocupó antes de lo previsto. Ahora han anunciado la construcción de dos nuevos, el Amazonas 3 y el 4A, que esperan ser lanzados en 2013 y 2014, respectivamente.

Los resultados de esta experiencia, que Molina ha descrito como “muy gratificante e interesante”, han demostrado el veloz éxito alcanzado por la compañía madrileña, que ya tiene más ingresos del mercado latinoamericano que del europeo. De hecho, la operadora asegura que Brasil es el área que ha experimentado un mayor crecimiento de ingresos hasta 2011 y, por eso, espera que esta evolución se mantenga y en un futuro supongan el 30% ó 33% del total.

Como principal consejo a futuros inversores, Molina alude de nuevo al esfuerzo, a la suerte y a la necesidad de adaptarse a los ritmos que imperan en Brasil: “Al principio es un poco chocante, pero luego te acostumbras”.