FIEM: El nuevo fondo específico para la internacionalización de las pymes españolas

Diseñado y especializado para las pequeñas y medianas empresas, orientado a los sectores de alto valor añadido y con una flexibilidad del sistema de garantías. Éstas son tres de los ejes del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), un nuevo instrumento financiero creado por el Ministerio de Industria,...

Diseñado y especializado para las pequeñas y medianas empresas, orientado a los sectores de alto valor añadido y con una flexibilidad del sistema de garantías. Éstas son tres de los ejes del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), un nuevo instrumento financiero creado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para apoyar a las pymes españolas no solo a exportar, sino a implantarse en nuevos mercados y a dar el salto a proyectos internacionales.
Empresarios madrileños conocieron ayer las características de este nuevo sistema, gestionado por la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, en un acto organizado por el Foro de Innovación en la sede principal de Madrid Emprende. El FIEM sustituye al Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) y, entre otras novedades, incorpora la financiación directa de proyectos de inversión, amplía tanto los posibles beneficiarios como la red de países destinatarios (salvo a los HIPC, aquellos con altos niveles de endeudamiento y urgencias de cooperación) y flexibiliza el sistema de garantías, de manera que, por ejemplo, las líneas reembolsables podrán contar con otro tipo de garantía diferente a la soberana.
Así lo explicó Carlos Jiménez, de la Dirección General de Comercio e Inversiones del Mityc, que incidió en la clara apuesta por las pymes, por proyectos pequeños y por la búsqueda de sinergias entre ellas. En este sentido, Jiménez anunció que la Administración está ultimando un acuerdo con las grandes empresas para que favorezcan a las pequeñas y medianas empresas en la subcontratación de grandes proyectos internacionales. Un pacto que, según indicó, sigue el modelo implantado en Francia e Italia, donde esta cooperación «está muy bien definida».
Los sectores prioritarios en el FIEM serán aquellos que generen alto valor añadido y en los que España tenga una tradición de éxito y renombre, como la energía y el medio ambiente, las TIC´s, el transporte y las infraestructuras, la ingeniería y arquitectura o los bienes de equipo, aunque no se descartará ninguna actividad que no tenga limitaciones en materia de Defensa, Educación, Nutrición y Sanidad básica (estas últimas también vinculadas a las Ayuda al Desarrollo).
Además, el Ministerio ha actualizado la mentalidad del «made in Spain» y ahora se hablará del «bySpain», de forma que empresas españolas, o con capital mayoritario español, instaladas en el extranjero puedan también beneficiarse de este plan que, en sus palabras, «marca el inicio de una nueva etapa en la política de apoyo financiero a la internacionalización en la economía española».