Expatriación: un fenómeno de ida y vuelta

Un 82% de los expatriados españoles desearía regresar a España, mientras que un 15% ya tiene decidido asentarse

El número de expatriados españoles que han decidido emigrar está en aumento desde 2008, pero esta tendencia podría variar si las perspectivas económicas y laborales mejorasen. Esta es una de las conclusiones que se pueden obtener del estudio presentado por la empresa británica de recursos humanos Hays sobre expatriación, en el que afirma que un 82% querría regresar a España, mientras que un 15% ya tiene decidido asentarse en el país de destino.

El estudio destaca que muchos de estos expatriados han decidido emigrar debido a las condiciones laborales o los problemas económicos del país y no por iniciativa propia. Por esta razón, de esa mayoría que desearía regresar, más de la mitad (62%) querrían volver en un plazo inferior a cinco años.

Las principales motivaciones para emigrar son la falta de oportunidades en nuestro país (36%), la oportunidad de un proyecto más interesante (28%), por mejorar sus condiciones salariales (14%) o haber sido destinado a una filial de la empresa en la que trabajaba (10%). El estudio realizado por Hays remarca que un 85% de los encuestados abandonó el país en los últimos cinco años, lo que coincidiría con el periodo de crisis económica.

El perfil más común entre los expatriados son los relacionados con el sector económico y las finanzas, los trabajadores relacionados con las tecnologías de la información escrita, marketing y comunicación, e ingenierías. El alto nivel de preparación caracteriza por tanto a nuestro expatriado medio.

En cuanto a los destinos favoritos destaca Europa, con Alemania y Francia a la cabeza con un 12%, e Inglaterra con un 10%.También tienen fuerte poder de atracción los destinos en América latina, mientras que Asia y África son los menos elegidos.

Por último, el estudio señala que existen limitaciones para la movilidad. Destacan los motivos familiares (85%), mientras que el desconocimiento de idiomas (15%) y los motivos culturales (3%) tienen un peso mucho menor.