Estudiar y trabajar en Dinamarca: experiencia de una española


Sara López, estudiante española de 18 años, nos cuenta sus vivencias en este país y su incorporación al departamento de marketing internacional de la empresa danesa Trendhim.

Este mes se cumplen seis meses de mi llegada a Dinamarca. Soy Sara López, estudiante española de 18 años y han pasado seis meses desde que empecé mis estudios universitarios y cinco desde que empecé a trabajar. Sé que puede ser un poco pronto para sacar conclusiones sobre mi experiencia, pero considero que puede ser útil para muchos que, como yo, quieran ir a estudiar o a trabajar al extranjero.

Una de mis principales aficiones ha sido siempre viajar, y a raíz de eso surgió la idea de estudiar en el extranjero. No es algo que haya surgido de la nada, sino que había estado rondando mi cabeza desde hace bastantes años, pero nunca tuve el destino claro. Mis dudas estaban entre Estados Unidos y Dinamarca, aunque ésta última tenía más papeletas. Y al final así fue, en marzo de 2016 me embarqué en esta aventura tras matricularme en VIA University (Horsens) para estudiar Ingeniería informática.

Ahora bien, vivir en el extranjero puede ser duro, y salir de la zona de confort no es un camino de rosas. Sin embargo, mi principal motivación en esta maravillosa aventura fue pensar en cómo esta experiencia podía beneficiarme para mi futuro, tanto en el ámbito académico como en el personal.

Hoy, seis meses después, puedo decir que esta decisión me ha ayudado a afrontar la vida de otra manera, con la mente más abierta, con un interés por lo novedoso y un espíritu aventurero. Esto también me ha llevado a interesarme por nuevos campos como, por ejemplo, el marketing, tanto que llegué a encontrar un trabajo en esta área. Aunque se podría decir que la suerte llamó a mi puerta.

Trendhim, empresa danesa de accesorios masculinos, buscaba el pasado octubre estudiantes de once nacionalidades diferentes para formar un departamento de marketing internacional con el objetivo de equipararse a las demás potencias europeas de este mundo tan competitivo como son los accesorios.

Y gracias a esta gran oportunidad hoy en día soy manager del departamento de marketing español. Es mucha responsabilidad la que tengo en mis manos siendo la encargada de todo un mercado, aunque, sin duda, algo que implica más responsabilidad y de lo que estoy más orgullosa es de que juntos hemos creado nuevas categorías relacionadas con el afeitado y hemos hecho resurgir otras como pajaritas y corbatas.

En definitiva, Trendhim me ha dado la oportunidad de iniciar mi carrera laboral, en un campo totalmente diferente al que trato en la universidad. Me ha dado la oportunidad de aprender cómo funciona el mundo del marketing, iniciándome en temas como SEO, y lo más importante, me ha demostrado que lo importante no es el número de títulos que lleves a tu espalda, sino que lo importante eres tú, lo que tú vales.

Sin duda, después de cinco meses trabajando para esta empresa, lo que más valoro es la confianza que tienen en nosotros, los estudiantes, y día a día nos demuestran que los estereotipos sobre las relaciones jefe-empleado no tienen por qué ser verdad. Desde nuestra llegada a la empresa, siempre han intentado que nos sintiésemos como en casa, y que sintiésemos que estábamos contribuyendo poquito a poquito a la historia de Trendhim, una historia de la que ya somos parte.

Todo es cuestión de esfuerzo, ganas y confianza en uno mismo. Así, lo que te propongas se hará realidad tarde o temprano.