El Supersabroso, España en cada cocina europea

ElSupersabroso.com aprovecha el apego que sentimos por nuestra gastronomía y la tendencia de emigración al alza.

Queremos acercar la comida española a los que están lejos y que se sientan un poco más como en casa”. Así describe el emprendedor David Díaz ‘ElSupersabroso.com’, su primera andadura comercial: una tienda online de productos españoles que ha sabido aprovechar el apego que sentimos por nuestra gastronomía y la tendencia de emigración al alza. Un proyecto que abrió al público el pasado octubre y gana adeptos día a día a lo largo y ancho de Europa.

Supersabroso.comDavid, de 31 años, está acompañado en esta aventura online por Melanie Adame, su mujer, de 24. Ambos son los fundadores de esta e-commerce desde la que envían un trocito de ‘hogar’ a los expatriados españoles de todo el continente europeo. En la web, los ‘spaniards’ pueden comprar galletas Marbú, Nocilla, pimientos del piquillo, aceite de oliva virgen, cocido madrileño Litoral o embutidos ibéricos. En total más de 300 productos ‘typical spanish’ y marcas clásicas para llenar las neveras con todos los sabores que podrían echar de menos de España.

La idea surgió hace un año cuando el matrimonio visitaba a varios familiares que residen en el extranjero. En cada viaje llenaban la maleta con pipas, cola cao, embutido o cualquier otro producto que su familia expatriada les ‘suplicaba’. “Incluso nosotros echábamos de menos el aceite de oliva para hacer un guiso o unas patatas fritas”, explica David recordando aquellos viajes.

En 2012 Melanie terminó sus estudios en Empresariales y ambos decidieron embarcarse en un proyecto emprendedor que fue tomando la forma de un comercio online: “Queríamos montar algo, una tienda por ejemplo. Y pensamos en esto porque, igual que nuestros familiares expatriados echaban de menos la comida de aquí, también otros spaniards lo harían”. Pero sus clientes no son sólo los que están fuera o comienzan a marcharse: “También recibimos pedidos dentro de la península o de extranjeros que, como digo yo, les gusta comer bien”, asegura David.

Desde octubre, salen cerca de diez envíos al mes de su almacén y su deseo es aumentar esta cifra y continuar evolucionando. Conscientes de la competencia que hay en el mundo online, su estrategia es seguir apoyándose en las redes sociales, “donde han encontrado una oportunidad única para darse a conocer”, no dejar de renovar su catálogo incluyendo los productos que los propios expatriados van demandando y apostar por la calidad de nuestra gastronomía. Además, contemplan abrir una tienda a pie de calle en ciudades estratégicas como Madrid y Barcelona, e incluso en Francia o Alemania, países de donde más pedidos reciben.

 

Leer más noticias de La vida abroad