El aceite de oliva español se corona a nivel mundial

El oro líquido español se convierte en el más importado tanto en EEUU como en Japón por primera vez gracias a la promoción internacional de los productores y las buenas cosechas

aceite de olivaPor primera vez, España ha batido a Italia en la exportación de aceite de oliva a EEUU y Japón. Durante los seis primeros meses del año, los EEUU importaron 71.000 toneladas de oro líquido, mientras que el país nipón importo 12.953 toneladas en el mismo periodo. Este hecho es significativo ya que, aparte de haber convertido a España en el mayor exportador a nivel mundial de aceite de oliva, demuestra el éxito y la visibilidad alcanzado por la campaña de promoción internacional realizada por parte de los productores. Destaca el triunfo del pasado mayo en la New York International oil competition, donde España obtuvo más galardones que ningún otro exportador.

En el mercado nacional español también aumentó el consumo de aceite de oliva, pero son las importaciones las que están generando el grueso de ventas en el sector, colaborando en el liderazgo mundial de este producto. Se observa el ascenso del aceite español que, en el primer semestre de 1995, era sólo el tercer proveedor por volumen en EEUU con 71.800 toneladas de aceite. En el caso japonés la cifra rondaba las 1759 toneladas durante aquel período.

En la actualidad, más del 45% del aceite de oliva exportado es Marca España. En el caso estadounidense, segundo importador del mundo de aceite de oliva, el aceite español encabeza el ranking de exportadores tres puntos por delante del segundo exportador. En el del país nipón, España aparece cuatro puntos por delante del segundo importador; y a nivel mundial, España está en la séptima posición de exportadores de aceite.

Cabe señalar que otra de los posibles causas de este peculiar aumento ha sido la buena calidad de la cosecha en España durante el último ejercicio, debido a las idóneas condiciones metereológicas, que le han convertido en el país con mayor producción seguido de Italia y Portugal. En este período también se produjo un pinchazo en la cosecha griega, tunecina y turca, líderes en la exportación del producto, que han disminuido sus cifras de producción con respecto al pasado ejercicio.

Sea de la forma que sea, la calidad del aceite de oliva español es excelente, hecho conocido en la península de modo fehaciente y que es uno de los productos más apreciados por los expatriados españoles. Para continuar con la conquista de los mercados internacionales se han lanzado iniciativas como The Good Life Embassy, que va recalando en prestigiosos certámenes de cocina para divulgar el carácter de la oliva española de la mano del chef Diego Guerrero.