Cómo encontrar trabajo en Holanda: Autoevaluación y misión (II)

Nuestra experta Eva Visser recomienda realizar una autocrítica y evaluación para analizar qué queremos conseguir y por qué en nuestra búsqueda de trabajo en Holanda

Por Eva Visser Plaza, de Holanda Conecta y colaboradora del panel de expertos

En el artículo anterior comenzamos a explicar cómo crear tu misión: se genera entorno a un tema central, tu valor primordial, y representa tu pasión, la cual funcionará como tu fuerza motora. Si has encontrado tu valor primordial como, por ejemplo, la justicia, la conciencia o el equilibrio, entonces puedes avanzar a la siguiente parte de cómo formar tu misión.

Verbos y acción

Cada misión requiere acción y la acción se representa con verbos. Sin ella el valor es un concepto sin forma, sólo una palabra. Lo que haces con ese concepto es lo que hace que sea una misión.

Selecciona tres verbos que son importantes para ti, que dan significado a tu valor primordial. Ejemplos de verbos pueden ser: comunicar, comprender, respetar, facilitar, restaurar, modelar, buscar, elegir, construir, conectar, compartir, etc. Si has encontrado los tres verbos que ayudan a activar tu valor es hora de pensar en tu público objetivo, por ejemplo animales, ejecutivos, profesionales o enfermos. También puedes reflexionar sobre un concepto como el desarrollo personal, la salud o los negocios.

Si has encontrado las tres partes de tu misión lo puedes poner en la siguiente frase: Mi misión es (verbo1), (verbo2),(verbo3)+ (valor)+para, en/con/a través de+público objetivo con el que más conectas.

Tres ejemplos de misiones pueden ser:

– Mi misión es comunicar, entender y respetar las opiniones y creencias de otras personas mientras mantengo y defiendo los mios propios.

– Facilitar, nutrir y restaurar la esperanza a través del servicio.

– Buscar, modelar y fomentar la  simplicidad en mis actividades diarias.

Si has encontrado tu misión entonces has encontrado tu razón de ser para crear tu camino de satisfacción.

Conectar contigo mismo

No olvides que crear y escribir tu misión y visión es un trabajo que requiere tiempo, es un proceso. Necesita que conectes contigo mismo, con tu voz interior. Si no logras crear tu misión te recomiendo hacer las siguientes actividades:

Crea tiempo para ti
todos los días realizando una actividad a solas. Puede ser dar un paseo, leer un libro o escribir en tu diario. Evita el ordenador, el teléfono o la televisión.

Toma conciencia de la voz interna y autocrítica
. Todos tenemos pensamientos negativos. Por ejemplo, cuando se tiene una idea y salta una voz interior que lo critica diciendo, “no lo hagas porque corres el riesgo de…”, “no puedes hacerlo porque te falta dinero” o “…no lo puedes hacer porque ya eres mayor…”, denominamos a ese tipo de pensamientos la voz interna autocrítica. Es la que hemos interiorizado para asegurarnos de que hacemos las cosas como debemos hacerla. No es mala, pero a veces en vez de ofrecer ayuda nos bloquea si tenemos que salir de nuestra zona de confort.

Haz actividades que te den alegría, tranquilidad y satisfacción.
Puede ser que aquello que más te guste como escuchar música, tocar un instrumento, hacer manualidades, ir al campo, etc.

Confía en tu intuición y deja que te guíe. Si abrimos camino a nuestra intuición logramos escuchar más a nuestros sentimientos y así equilibramos nuestra parte racional con la parte intuitiva. Si somos demasiado racionales dejamos de jugar, de soñar, de ser creativos con nuestros deseos y posibilidades.

Ahora que estás trabajando en tu misión y la conexión contigo mismo quiero invitarte a escribir tu visión, que se enfoca en el resultado final, en la imagen del viaje que has recorrido. La visión es tu imagen ideal, la que te ayuda en los momentos en los que parece difícil ejecutar tu misión.

Condiciones de una visión

La visión tiene que estar escrita en el presente, no confíes en tu memoria. Haz que veas tu visión diariamente, lo puedes ilustrar con imágenes que le den fuerza. Tu visión debe describir una variedad de actividades reflejadas de tu vida ideal.

Las siguientes preguntas te pueden ayudar a escribir tu visión:

¿Puedes decir qué vida admiras y por qué te gustaría vivir su vida?
¿Puedes describir su vida profesional?
¿Qué es lo que te gustaría tener más en tu vida y en tus relaciones?
¿Tu último día ha llegado, que es lo que has logrado antes de esa hora final?

Escribe ahora tu visión e incorpora todas las respuestas de las preguntas anteriores. Esto es el primer paso para crear tu carrera laboral satisfactoria, la parte filosófica del trayecto. En el próximo artículo hablaremos sobre el siguiente movimiento para ayudarte a encontrar trabajo en Holanda: cómo resumir tu educación, experiencia profesional y conocimientos que te dan energía.

Puedes seguir a Eva Visser Plaza en Linkedin, Twitter y en Facebook.