Come2England, el aliado perfecto para ir a Londres

La empresa británica, creada por el cordobés Carlos Marín, ofrece un servicio global único de búsqueda de alojamiento, trabajo, prácticas y cursos de idiomas en la capital inglesa

El fuerte crecimiento de la expatriación española a Reino Unido ha hecho proliferar los servicios de asistencia a emigrantes. Son empresas que se dedican a ayudar en la búsqueda de alojamiento, la contratación de cursos de idiomas o la búsqueda de trabajo y prácticas.

Carlos Marín, cordobés residente en Londres, y su socio italiano Fabio Lai fueron testigos del surgimiento de estas empresas y vieron una carencia dentro del sector: ninguna de ellas agrupaba todos los servicios y los recién llegados se veían obligados a peregrinar de una a otra y recurrir a distintos profesionales.

Para cubrir este vacío y ofrecer una asistencia global a los españoles, ambos emprendedores crearon en 2012 Come2EnglandCarlos Marín llevaba varios años trabajando en Reino Unido y había colaborado en la constitución de empresas en Londres.Pensó en cambiar de trabajo y tras conocer a su actual socio y su idea, decidió lanzarse por cuenta propia. A día de hoy, Come2England cuenta ya con un sólido equipo y tiene su sede en la zona empresarial de Londres, cerca de Canary Wharf.

La empresa comenzó especializándose en la búsqueda de alojamientos y en torno a este servicio giran todos los demás. Trabajan con un amplio abanico: desde pisos para uno, a viviendas compartidas, residencias de estudiantes o para familias. Su última incorporación son los alojamientos para vacaciones y turismo, donde alojan a familias de hasta cuatro y seis miembros.

Del resto de actividades, una de las más demandadas es la orientación y creación de material profesional adaptado al mercado británico (CVs, cartas de presentación, preparación de entrevistas…). A este respecto, Marín advierte de que en Londres está penado cobrar o lucrarse por ofrecer un puesto de trabajo, aunque hay quienes aun así explotan esa posibilidad: “Muchas empresas te prometen un empleo, algo que no es legal, no se debe hacer y que casi nunca es cierto. Nosotros lo que hacemos es una asistencia para que la gente ahorre tiempo y dinero en esa búsqueda y tenga más facilidades”.

Para los clientes más jóvenes han diseñado una ayuda específica para la búsqueda de prácticas profesionales, es decir, colaboran con alumnos becados para formarse en el extranjero y les ayudan a dar con las empresas londinenses que precisan becarios. Actualmente están muy centrados en esta función, ya que es la más solicitada. Han comenzado incluso a colaborar directamente con las universidades, como con la de Pamplona, ya que estos centros no cuentan con una persona dedicada a la búsqueda de prácticas específicas para cada perfil y tipo de alumno, y, por lo tanto, esta tarea se deriva a Come2England. Gracias a su experiencia ya disponen de una amplia cartera de empresas con las que contactan y que les contactan para solicitar becarios: “Empezamos tocando principalmente el sector del marketing y ahora ya nos piden arquitectos, ingenieros, etcétera”.

Dentro de la rama profesional, surgió, por petición popular, la creación de un programa de trabajo como ‘au pair’. La demanda de este tipo de empleo fue tan exitosa que, actualmente, la empresa cuenta con su propio apartado para ayudar a los candidatos a encontrar familias en las que integrarse y trabajar. Otra pata fundamental para estos emprendedores son los cursos de idiomas a todos los niveles, para lo que colaboran con varias academias y cuentan con descuentos de hasta el 50%. Según las preferencias y necesidades de cada cliente, buscan la más adecuada y le inscriben si así lo desea.

Como resume Carlos Marín, “el principal atractivo de Come2England es que integra todas las necesidades de los expatriados en una sola empresa, lo que facilita todos los trámites y reduce las dificultades de empezar esta nueva vida”. Esto les ha servido para posicionarse en el sector, donde ya cuentan con clientes de Francia, Italia y España y con un perfil que va desde los 18 años hasta los 55. La media de personas a las que asesoran ronda la treintena al mes, aunque pueden llegar a multiplicar esa cifra, por ejemplo, “cuando alguna universidad les contacta porque hay un grupo de 10, 15 o 20 alumnos que han sido becados y de golpe tenemos que trabajar para colocar a todos”.

Por el momento sólo se dedican al área de Londres, aunque pueden encontrar prácticas en otras ciudades. Sin embargo, los servicios de alojamiento y cursos, hasta ahora, se centran sólo en la capital. Sus proyectos a largo plazo incluyen continuar creciendo para poder abarcar más clientes, personalizar sus servicios y añadir nuevos, así como seguir aumentando el número de colaboradores y trabajadores de la empresa.