Claves para empezar con buen pie en EEUU

EEUU se ha convertido en un imán para los exportadores, quienes tienen que tener en cuenta una serie de pautas antes de adentrase en su mercado.

EEUU genera una quinta parte del total de bienes y servicios que se producen a nivel mundial. La combinación de ser una economía próspera, abierta y con buen clima para los negocios, convierte a EEUU en un imán para los exportadores de cualquier parte del mundo. Si se tiene en cuenta que el porcentaje de habitantes que habla español puede ascender a un 74%, como en el caso de Texas o El Paso, hace que cada vez sean más los españoles que quieren implantarse allí. Claves para internacionalizarse en EEUU
Pero, antes, hay que tener en cuenta varios aspectos importantes para comercializar en terreno americano.
Contar con un plan de marketing es tan importante como un mapa para el viajero. Estrategias de internacionalización, objetivos y posibles métodos para vender el producto son algunos matices que cualquier exportador debe incluir para hacer frente a posibles problemas.

Si se trata de pymes españolas que quieren internacionalizarse, es fundamental informarse sobre los sectores que tengan más oportunidades dentro del mercado, al igual que los que han experimentado un mayor crecimiento en sus exportaciones. Nuestra experta en EEUU Victoria Valbuena, consultora de internacionalización, aporta datos muy interesantes sobre las verdaderas oportunidades de negocio actuales.

Tener un producto o servicio competitivo en calidad y precio es otro matiz importante, al igual que analizar las barreras de entrada del producto o servicio al mercado con las que el exportador se puede encontrar. De hecho, es vital informarse sobre el tratamiento arancelario que EEUU le da al producto, ya que en muchos casos, los aranceles son elevados para determinados productos, como por ejemplo, el tabaco, los frutos secos, conservas o carnes.

El exportador debe verificar que el producto sigue siendo competitivo tras añadirle los costes arancelarios y el transporte, porque en caso de no ser así, es preferible empezar de nuevo para ver qué aspectos se pueden cambiar para hacer el producto o negocio más atractivo.

Las relaciones personales son un buen requisito para comercializar con el exterior, y en EEUU es especialmente muy recurrido, y por ello, acudir a las múltiples ferias comerciales que se celebran para hacer contactos y ofrecer y vender el producto, es una acción casi obligatoria para poner en marcha el producto o negocio en cuestión.

Para no perder ningún detalle de todos los trámites y solicitudes que conlleva la comercialización en el extranjero, es recomendable contar con un adecuado asesoramiento legal, contable, laboral y fiscal.

Éstas son algunas de las claves más importantes a tener en cuenta a la hora de internacionalizarse a EEUU. La Oficina de Comercio de España en EEUU ofrece gran información relativa a la normativa aduanera, canales de distribución, prácticas comerciales, propiedad intelectual y más datos de gran utilidad para acceder al mercado en EEUU.