Chile, un nuevo dorado para los expatriados españoles

El idioma, la cultura, la economía o la sencillez de los trámites de visado son algunas de las ventajas de este país, que cada vez acoge más expatriados españoles

Expatriados chileLas cifras de españoles expatriados crecen día a día y América Latina se está convirtiendo en uno de los destinos más atractivos para aquellos que deciden emigrar para continuar su carrera profesional fuera de nuestras fronteras. El idioma, una cultura y una forma de vivir similar a España son algunos de los atractivos principales de Chile, un país donde hay censados más de 44.500 españoles.

No es casualidad que entre 2008 y 2013 el incremento de expatriados españoles en Chile haya crecido un 75% y que el número de visados -temporales y de trabajo- concedido a españoles siga aumentando. La nueva oleada no ha pasado desapercibida en el país sudamericano. De hecho, los recién llegados, y su experiencia a la hora de aterrizar en otro país y en otro mercado laboral, han protagonizado varios reportajes en la televisión chilena.

Otra de las ventajas que supone este destino son las perspectivas de su economía, que registró un crecimiento del PIB en 2013 del 4,9%, y la sencilla tramitación de visados de trabajo . Entre los requisitos, fundamentalmente sólo hay que tener un contrato y los certificados legales en regla. El periodo para tramitarlo varía entre 30 a 90 días, aunque también existe la posibilidad de conseguir uno temporal y tratar de acceder al mercado laboral una vez instalado allí.

Pero no es tan sencillo como hacer las maletas y emprender un vuelo de más de trece horas. El paro juvenil en Chile es del 18% y continúa siendo un país con grandes diferencias sociales. Su mercado laboral tiene capacidad para absorber parte de esos expatriados, pero los perfiles con más oportunidades son aquellos con preparación académica y cualificación profesional. Un título universitario resulta esencial, aunque siempre dando prioridad a aquellos con titulaciones superiores -masters o doctorados- y con experiencia.

Además, la convalidación de los títulos es otro hándicap al que hacer frente a la hora de buscar empleo, aunque ambos Gobiernos (español y chileno) están desarrollando líneas de trabajo para facilitar la certificación académica, que es especialmente compleja en el caso de puestos de trabajo del sector público.