Calidad y excelencia, las mejores armas para conquistar UK

Los productos gourmet con ADN español tienen una gran acogida en Reino Unido, donde cada año se abren más tiendas especializadas de comida y vino de alta gama.

Implantarse en un mercado exterior exige conocer los hábitos y las preferencias de sus consumidores, puesto que en muchas ocasiones es necesario modificar ciertos aspectos de los productos o servicios que triunfan en el mercado de origen. Lo explica el fundador de la agencia de publicidad anglo-española Creative Orchestra, Chris Arnold, presente en la jornada ‘Made in Spain, Making it in Britain’, organizada por la Cámara de Comercio de Madrid, junto con Quality of Spain.

Calidad y excelencia, valores clave de los ingleses.Como ya comentábamos en el primer post sobre estas jornadas, Reino Unido es un escenario muy complicado, pero abre puertas a uno de los mercados más atractivos del momento: Estados Unidos. Del mismo modo, “entender y enganchar” a los consumidores británicos es complicado por su nivel de exigencia, pero conseguirlo ofrece grandes recompensas.

Lo más importante, según Arnold, es saber que los ingleses “sienten pasión por la excelencia y la calidad”. Por eso, aconseja a las pymes españolas “exportar sólo lo de mejor calidad”, ya que a pesar de la crisis es un nicho de mercado muy valorado por los británicos. Una ejecutiva de la cadena de supermercados ingleses Sainsbury’s presente en las jornadas se muestra de acuerdo con Arnold y asegura que la tendencia en los próximos años pasa por abrir tiendas de menor superficie, con una gran atención a la gama de productos gourmet.

Además, Arnold cree que las pymes españolas deben ser capaces de crear una vinculación emocional con su marca o su producto. Para ello, asegura que antes de lanzar un producto en UK hay que replantearse la estrategia de marketing. “Los británicos odiamos los anuncios aburridos, previsibles y que te dicen a las claras lo que tienes que comprar”. Prefieren, no obstante, los spot llenos de humor y, a poder ser, con animales o dibujos animados protagonizando las campañas.

Por último, en cuanto a los canales publicitarios, recuerda que a los británicos les encanta comprar tanto offline como online, e insiste en que las versiones impresas de los diarios siguen triunfando. Con estas pinceladas, Arnold acerca a las pymes españolas al consumidor inglés, un paso imprescindible para captar su atención e incluir nuestros productos en su día a día.

Leer más noticias de Comercio Exterior