ACS construirá el metro de Ottawa por 1.620 millones de euros

La empresa española presidida por Florentino Pérez construirá una línea de metro ligero de 12,5 kilómetros, de los que 2,7 discurren en un túnel, que estará lista en 2018.

ACS se ha adjudicado el contrato de construcción y posterior explotación durante treinta años del metro ligero de Ottawa (Canadá) por un importe de 2.100 millones de dólares canadienses (unos 1.620 millones de euros), según informó el grupo. El proyecto consiste en la construcción de una línea de metro ligero de 12,5 kilómetros de longitud, de los que 2,7 kilómetros discurren en un túnel que atravesará el centro de la ciudad. La obra incluye trece estaciones, tres de ellas en el tramo subterráneo, y la ampliación de un tramo de cinco kilómetros de una autopista, la H-417.

ACS se adjudica un megacontrato de 1.620 millones para construir el metro de Ottawa Con este contrato, la compañía que preside Florentino Pérez refuerza su presencia en Norteamérica, un mercado que considera estratégico, y da un paso más en su internacionalización. De hecho, se trata del quinto proyecto de concesiones que ACS logra en Canadá y el octavo que consigue en América del Norte en los cinco años transcurridos desde que desembarcó en la zona con su negocio concesional.
ACS ha logrado la obra a través de sus filiales de construcción y concesiones (Dragados e Iridium) y a través de un consorcio del que controla el 40%.

Completan el grupo adjudicatario la canadiense SNC Lavalin, con otro 40%, y Ellis Don (20%). De su lado, Alstom se encargará del suministro de los trenes. Según la constructora española, se trata del proyecto de mayor tamaño que Ottawa ha emprendido en su historia, que además permitirá mejorar el sistema de transporte de la ciudad, dado que permitirá reemplazar varias líneas de autobús.

El Ayuntamiento de la ciudad canadiense prevé ratificar la adjudicación en su reunión del próximo 19 de diciembre, con lo que se estima que las obras arranquen en el primer cuatrimestre de 2013 y se extiendan durante algo más de cinco años, de forma que estará listo en 2018. Los trabajos de mejora de la autopista se ejecutarán en tres años. ACS refuerza así con su negocio de concesiones la actividad que también desarrolla en Norteamérica desde 2005 con la división de construcción, en la que destaca los trabajos que ha logrado en el Metro de Nueva York.